terça-feira, 16 de junho de 2009

El amigo Rubiales

Pues resulta que tengo un amigo que está trabajando en Sudán. Lo que vulgarmente se conoce como “donde Cristo perdió las sandalias”.



Y resulta que yo, la sensación que tengo (y que me temo se aproxima bastante a la realidad, por lo que he podido comprobar) es la de que mi amigo está muy, muy lejos, en un lugar casi inaccesible, desértico, difícil de vivir y de sobrevivir. Y me consta que el día a día es duro, durísimo, para los foráneos y para los autóctonos (mucho más, seguramente, para estos últimos).

Y resulta que hace unas semanas me sorprendí cuando, utilizando el skype, pude hablar con él como quien habla con la vecina de abajo o con un amigo que vive a dos manzanas de distancia.

Y resulta que no salgo de mi asombro cuando hoy, tras enviar un mensaje comunitario a los miembros del grupo de amigos al cual él pertenece (y de los cuales, excluyéndolo, el que más lejos vive, lo hace en Barcelona), la primera respuesta (y única) que recibo es la suya. Y le contesto y me responde a los 7 minutos. Y vuelvo a contestar y esta vez tarda un minuto más.

¿Ustedes saben bien dónde está Sudán?

Si todo lo bueno avanzase a la misma velocidad...

18 comentários:

Portorosa disse...

Para nosotros, el mundo se hace cada vez más pequeño y todo parece estar a nuestro alcance.

Internet y la telefonía móvil suponen un cambio tremendo en nuestra percepción del mundo; en el mundo, por tanto. Un cambio tremendo y vertiginoso, inimaginable hace bien poco.

Lo cual no debe hacernos olvidar que el mundo sigue siendo muy grande, o que hay quien sigue viviendo en otro muy distinto. No conviene perder de vista la situación general.

Y ni siquiera hace falta irse a Sudán para comprobarlo. Basta con coger el coche 15 minutos.

Buenos días, Filla.

Luna disse...

Buenos días:
¿Me dejas decir algo? No cambies la forma de escribir, por favor. Es una delicia como relatas un "simple" hecho como la tecnología. Si cambias, te lo demandaré, te aviso. jeje

¿Hablas de la tecnología, de la distancia o de la amistad?
En mi caso no es Sudán,es Zaire, pero da igual. El que está a un paso no contesta y el del culín del Mundo, contesta al momento y te informa de su vida y de lo que está pasando.
De acuerdo también con Porto, muy cerca.
Los que están lejos, no tienen la cabeza como nosotros, la forma de mirar la vida, es diferente.

Un beso

A filla do mar disse...

Buenos días,
el mundo ha cambiado, sin duda, mucho. A mi amigo le costó un triunfo llegar al lugar donde ahora trabaja (me refiero al trayecto, literalmente), en cambio sus palabras tardan 7 minutos en recorrer la misma distancia. ¡Alucinante!

Y reconozco que, ante esa proximidad virtual, tengo que hacer un esfuerzo por no olvidar la realidad que está viviendo allí.

Luna, gracias, de nuevo.
Hablo, sobre todo, de cómo se ha estrechado el mundo para unas cosas y lo ancho que continúa siendo para otras.

Y de la amistad, claro. Y, aunque no lo he dicho, de lo orgullosa que estoy de mis amigos.

Bo día!

Europa disse...

Yo Sudán no lo encuentro ni con mapa... pero es un problema que tengo.
Me parece que el ser humano es vago, llamativamente. Y como tenemos conciencia de las cosas eso lo empeora. Ya me dirás, sólo el ser humano podría dedicar tanto tiempo y esfuerzo a la tecnología -a descubrir y aplicar- y luego pasar del milagro. Claro que son humanos distintos.(¿Cómo funciona un, la, el, skype?)

Portorosa disse...

Desde luego que son humanos distintos.
Yo, en la corte del rey Arturo, no sabría qué carallo contarles: "sí, teniamos unas cosas, bombillas, que le dabas a un botón, aquí al lado de la puerta, y...; y también unas cosas para viajar sin esfuerzo, y rápido, con los asientos así puestos, de distintos colores y abetos en un espejo para dar olor...".

morelli disse...

"Para nosotros, el mundo se hace cada vez más pequeño y todo parece estar a nuestro alcance".

Y para el resto de la humanidad, exactamente lo contrario.

A filla do mar disse...

Qué certero, Morelli!

Cuanto más lo acercamos en el Primer Mundo, más nos alejamos de todos los demás.

Europa, mi relación con África (como puedes suponer) es especial. Pero creo que esto viene de muy atrás (aunque tal vez que todo esté relacionado y unas cosas hayan llevado a las otras. Quién sabe)

El skype funciona más o menos como el messenger, pero mejor. Te abres una cuenta, agregas contactos y... adelante! (Ah! Para hablar "por teléfono" con el skype, necesitas micro y auriculares, obviamente.)

Portorosa disse...

Pues yo no estoy tan de acuerdo, para variar...

¿Todo lo contrario? ¿Cada vez más grande e inaccesible? ¿Seguro?

Según qué se entienda por eso. Es evidente que las velocidades relativas no tienen nada que ver unas con otras, que vivimos en mundos diferentes en muchísimos aspectos, y que las diferencias son abrumadoras, incluso entre quienes comparten vagón de metro.

Pero no sé si es cierto que eso vaya a más. Antes "ellos" ni sabían que había otra cosa (lo cual puede tener sus aspectos positivos, no lo dudo).
O, más que dudar de que vaya a más, lo que me pregunto es si está tan claro dónde va a más y dónde a menos.

Ya, ya sé que económicamente las diferencias son cada vez mayores. Y por supuesto que vivimos en la burbuja del bienestar, rodeados de un mundo que no lo conoce en términos ni aproximados. Pero, no sé... Ahora, aunque la geografía siga siendo la variable que más diferencias marca, cada vez influyen más otras fronteras. Y las distancias (también económicas) se abren entre personas más cercanas físicamente.

¿Estoy más cerca de un estudiante iraní que protesta a través de twitter (¡y mira que estoy lejos!) o de la señora que vi el otro día en misa, cuyo mundo sigue siendo el de hace 60 años?

¿Quién es ese "resto del mundo"? ¿Está donde siempre ha estado, o cambia? Ésa es mi duda.

Portorosa disse...

Sólo para poner un ejemplo de que las distancias las hay, y parece ser que cada vez mayores, pero los extremos no están tan perfectamente ubicados:

Los usuarios iraníes han podido mantener el acceso a Internet gracias a la ayuda de cibernautas extranjeros que han compartido sus servidores para esparcir el mensaje de los manifestantes.

Austin Heap, un informático estadounidense de 27 años que nunca ha pisado Oriente Medio, es uno de ellos.



Sacado de aquí:
http://www.elpais.com/articulo/internacional/Twitter/mulas/elpepuint/20090618elpepiint_6/Tes

A filla do mar disse...

Por suerte el avance es para todos (creo yo) pero a diferentes velocidades.

Y que unos vayamos tan rápido y otros tan lento tiene como consecuencia que nos distanciemos cada vez más.

Europa disse...

O que me avergoñaba (e me avergoña) un pouco, é ter á miña disposición toda clase de aparellos, e conscientemente, non achegarme con eles... a todo.

E para pinchar a Porto direi que a clase media do mundo enteiro, encarnada por exemplo no estudiante consciente, está ben disposta a entenderse. Por non dicir condeada.

Pero non debería opinar unha persoa tan incriblemente vaga, que aínda non mirou onde queda Sudán.

morelli disse...

De acuerdo Porto. Yo no hablaba de fronteras geográficas.

Un ejemplo paradógico. Los municipios por los que pasan las autovías de acceso a Galicia tienen las tasas de analfabetismo funcional más altas del país (en algunos casos superan el 60%).

La brecha digital no se cierra. Tampoco se abre. Se estira. Cada vez se diversifican más los niveles de acceso a la tecnología y a la información. Lo que hace que la distancia entre el móvil más avanzado y el teléfono portátil más cutre sea cada vez más grande.

Y aún teniendo acceso a internet, eso no significa que tengamos acceso a la información. Una cosa es intercambiar opiniones en un blog y otra acceder gratuitamente a una base de datos estadística o cartográfica.

El cómo la prensa nacional española se permite tratar el tema de Irán demuestra la gran distancia que hay en el mundo (igual en los años 60 y 70 la distancia era menor, pues había un mayor porcentaje de gente que tenía herramientas para comprender los procesos políticos, aunque internet no existiera).

Si en España hubiese movilizaciones de cientos de miles de personas durante días en contra del gobierno, o de un resultado electoral, la polícía mataría a cientos de manifestantes y, por supuesto, tendríamos que usar los servidores del amigo americano para conectarnos a Internet. Eso siempre y cuando telefónica no apagase las líneas.

En eso Irán nos lleva ventaja, por que sus internautas se conectan vía satélite.

Portorosa disse...

Cuando leí De acuerdo, Porto, me dejé llevar y se me llenaron los ojos de lágrimas.

Luego vi que no era para tanto.

Lo de que la brecha se estira está muy bien, es muy gráfico.

Con respecto a internet, aunque hay parcelas vedadas todavía, yo sí creo que el acceso a la información ha aumentado exponencialmente. El gran problema ahora es tener capacidad de selección, saber dónde buscar y qué escoger. Que puede ser igual de "limitante", por supuesto.

Pero esto, igual en los años 60 y 70 la distancia era menor, pues había un mayor porcentaje de gente que tenía herramientas para comprender los procesos políticos, aunque internet no existiera, yo creo que sólo es cierto (y mucho) si el porcentaje está dado respecto a quienes tienen la información, no al total de la población. Pero, vamos, es sólo una impresión.

En cuanto a Irán, creo que la comparación no es aceptable. Los países no son comparables.

Es todo incomparable: tanto la respuesta del gobierno como la postura de los que protestan (que tengan que hacerlo así, por ejemplo, y ante quién).

¿La policía mataría a cientos de manifestantes? ¿En manifestaciones pacíficas, como están siendo las de Irán? ¿En serio piensas eso?

Lo mismo vivo en los mundos de Yupy, pero yo no...

Aquí hemos tenido manifestaciones contra el gobierno, un día sí y otro no, durante 4 años. Y decían que eran millones. Y no pasaba nada de nada. Ni el primer incidente.

Una manifestación exigiendo la anulación (porque cuestionar las cuestionaban, las del 14-M) de las elecciones por supuesto fraude no la ha habido, claro. Entre otras cosas, porque no hace falta (y que no haga falta es muy importante, como síntoma; no es sólo una causa diferente en el mismo contexto).

morelli disse...

Hombre, despues la última manifestación contra la guerra de Irak fueron ingresadas más de una veintena de personas en los hospitales de Madrid con heridas de diversa consideración. Y eran unos miles de nada.

Yo creo que lo de Irán se va a resolver en el sentido de que los que mandan van a tener que aflojar. Seguramente admitan las reclamaciones y se repitan las elecciones. Y cuando gane la oposición cambie el país. Y yo, te aseguro que brindaré por los iraníes ese día con cava catalán.

Eso es una cosa. Y otra es que la UE, occidente en general trate al gobierno de Irán como una panda de salvajes, metiéndo las narices en asuntos que nada tienen que ver con sus competencias y olvidando que en Europa, cada vez que hay una protesta anti-sistema (Roma, Génova, el G-7 el año pasado en Alemania) las fuerzas de seguridad matan a manifestantes. Y cuando no los matan es de chiripa.

La mayor parte de las conexiones de internet se producen por compra-venta de productos, son más incluso que los intercambios de correo electrónico. No se si eso es sociedad de la información o sindicato del crimen (son expresiones que se construyen del mismo modo, las dos).

Creo que lo que da libertad es ser consciente de los procesos, no estar informado de los sucesos.

Por otro lado la mayor parte del conocimiento científico está sujeto a copyright y tarifa correspondiente.

La información a la que tenemos acceso en internet, es como un inmenso lago con muy poca profundidad. Para un nadador curioso, u ocioso, está bien, pero si quieres bucear, mejor hacerlo en una buena librería.

Eso sí, tiene un lado bueno indiscutible: la comunicación entre humanos la mejora que es una barbaridad.

La palabra de verificación es dings

ahora que viene, dongs?

NáN disse...

Basta que de pronto no puedas "husmear" desde el trabajo y la vida durante la semana casi te impida hacerlo en casa para quedarte desconectado.

Es impresionante que se pueda contactar en tiempo real con gente muy lejana. Debió impresionarles lo suyo escuchar un gramófono, la radio, la TV (¡ahí entro yo!), los vuelos "al alcance de todos".

Creo que estamos viviendo una época de oro de la libertad en la comunicación por Internet y la telefonía de esos tipos. Y temo que en cuanto lo entiendan nos lo irán quitando.

En cuanto al acceso, al menos en "Occidente" está al alcance de todos. Por muy poco dinero, en los cyber puedes estar una hora y comunicar (se ve en los locutorios). Aunque en este aspecto lo definitivo lo ha dicho Porto: las comunidades que están al lado de la autopista son la que tienen inferiores niveles (lógico, porque las autopistas se hacen por donde no había casi nada, así que quedan los pueblines).

Todo lo que va saliendo son herramientas, que van siendo utilizadas por los dos bandos en conflicto eterno: los que quieren que el Poder de muy pocos crezca y los que quieren lo contrario.

Y los primeros quieren, y pueden, ir controlando estas herramientas: no podrán del todo, porque al mismo tiempo son vendedores y les pierde la codicia. Pero supongo que tendrán ya "herramientas cazadoras de palabras clave" para cazar a los que comunican lo que no deben.

O sea, terminaremos escribiendo entre líneas, como en los periódicos de la Dictadura.

Bueno, un comentario disperso, pero estoy leyendo lo de una semana y se me agolpa todo.

Abrazos a la anfitriona y el resto de visitantes.

A filla do mar disse...

¡Buenos días!

Comienza el crujir de arena bajo nuestros pies.

¡¡Bienvenido sea!!

Anônimo disse...

Hola yo soy el de Sudan y desde alli estoy escribiendo. Queria comentaros que aqui a la gente no le extrana internet. Lo de las comunicaciones a distancia lo entienden pero no lo necesitan. Se pasan horas hablando entre ellos, las noticias corren de boca en boca, y no os imaginais como van de rapido, porque claro, mientras las mujeres trabajan (en la construccion son mayoria, lo cual no tiene nada que ver con la liberacion de la mujer sino todo lo contrario), los hombres se dedican a la tertulia. Sorprendente el tiempo que se toman para tener una conversacion (yo, despues del saludo ya estoy aburrido).
Es curioso, unos a tanta velocidad, y otros que paciencia tienen para saludarse,je,je,...

Otro contraste grande que llama la atencion. Vestimenta habitual: camisa militar (azul y verde esta de moda), pantalones piratas (el color ya es mas aleatorio), kalashnikov y telefono movil chino de esos que tienen radio, tv,etc, que debe valer una pasta, sobre todo porque es imposible de amortizar porque solo se abren ciertas ventanas de comunicacion durante unas horas al dia.
En fin, que podria estar en Marte y si viera aparecer un marciano me sorprenderia mas o menos lo mismo.

La ultima. El otro dia, un guarda de mi casa trajo a su hijo de 3 anhos para que viera a un blanco por primera vez. Yo se que no soy muy guapo, pero el rapaz estaba espeluznado y el papa se partia.
Un saludo a todos desde donde cristo perdio las sandalias y un beso muy fuerte con todo el carino del mundo para a filla do mar.

Anônimo disse...

Boas:
Eu son un dos que non contesta estando a.... 150 Km. Na miña defensa teño que dicir que..eu son vago de nacemento..¿verdade filla do mar?.
O Sudanes sen embargo aburrese moito.
So teño un comentario que facer, ese rapaz de 3 anos ten mala sorte e...mira que somos unha chea de brancos no mundo e o pobre neno ten que ver de primeiras ó noso amigo...
UN bico