sábado, 30 de outubro de 2010

sexta-feira, 29 de outubro de 2010

Así nos va.

En la empresa en la que trabajo, entre otras cosas, soy la responsable de los asuntos relacionados con el personal. El otro día tuve una “discusión" con un miembro del Comité de empresa que me dejó asombrada:

El representante sindical: Otro problema, por ejemplo, es lo de la revisión médica.
Yo: ¿Qué pasa con la revisión médica?
E: Pues que yo estoy en turno de tarde y me la ponéis por la mañana. Y hay otros a los que les pasa lo mismo.
Y: Las citas de las revisiones las pone la Mutua y las revisiones médicas son por la mañana porque hay que hacer analíticas. No me parece muy conveniente teneros en ayunas hasta las 4 de la tarde. De todos modos, las revisiones son voluntarias y, además, esas horas se compensan.
E: ¡Ah! ¿Sí?
Y: Pues, claro. Yo se las he compensado a todos los que me han traído el justificante.
E: Ya, bueno, pero yo eso no lo sabía. Si no lo decís...
Y: Hombre, eso viene en el convenio.
E: ¡Ya! ¿Y yo por qué tengo que saber lo que viene en el convenio?

¿Y estos son nuestros representantes sindicales?
¡Ay, madre...!

terça-feira, 19 de outubro de 2010

Futuro

Hay momentos en que la vida pende de un simple "de acuerdo".

quinta-feira, 14 de outubro de 2010

Razonamiento

M, el mejor amigo de Cibrán, vino a dormir a nuestra casa por primera vez.

- ¿Y el papá de Cibrán, donde está?
- Pues no sé, supongo que en su casa.
- ¿Y por qué no está aquí?
- Porque él no vive aquí, vive en otra casa.

- ¿Y tú por qué te casaste con un marido que no vive contigo?

terça-feira, 12 de outubro de 2010

Hope

Tras la operación, que por suerte será mucho más sencilla de lo que se creía en un principio, y la posterior recuperación, volverá a su país de origen, con su familia.

Desde que la conocí no dejo de pensar en sus padres, en la impotencia que habrán debido de sentir al conocer la enfermedad de su hija, en el miedo al saber que allí su mal era incurable, en el alivio al conocer que existía una solución aunque fuese a miles de kilómetros de ellos, en el valor al dejarla marchar, con tan solo 3 años, confiando su vida a unos desconocidos.

Pienso en todo esto porque soy incapaz de imaginarlo.

terça-feira, 5 de outubro de 2010

Nada se pierde

Sería estupendo que fuese cierto.