quinta-feira, 11 de fevereiro de 2010

Mkhulu Mandela



Hoy se cumplen 20 años de su liberación.

Otro claro ejemplo de que los esfuerzos individuales valen la pena.

3 comentários:

Portorosa disse...

Sí. Aunque en este caso el individuo es excepcional.

Besos.

NáN disse...

Siempre valen la pena, al menos para el que los haga. Sobre todo si los hace bien. Lo hecho y bien hecho ocupará nuestros sueños, que tiendo a pensar que es una de las partes más importantes de nuestra vida.

Lo no hecho o mal hecho (por culpa propia), pueblan nuestras pesdillas.

Que se dé encima esa conjunción planetaria que te favorezca, eso es lo excepcional.

No hay que dejar de plantar un olivo porque se tengan 90 años.

Nicole disse...

Yo siempre lo creí así.

El éxito de un proyecto, es la suma de los esfuerzos individuales, por muy pequeños que estos sean.

"Muchos poquitos, hacen un mucho".

Caer en la cuenta de esto y hacer caer en la cuenta a los que tenemos cerca es fundamental.

Aún queda mucho por hacer.