quinta-feira, 20 de fevereiro de 2014

Lento, callado, lejano

Me muevo despacito, despacito, en contra de mi propia naturaleza que ha sido siempre la impaciencia.
Me muevo despacito y en silencio, para poder escucharme aunque no me diga nada.
Me miro desde fuera, desde lejos. Hacía mucho tiempo que no me veía así, como una extraña.



Según mi agenda, García Márquez dijo que "nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa".

5 comentários:

José Luis Ríos Gabás disse...

Una foto preciosa, ya lo creo.

Un abrazo

A filla do mar disse...

Muchas gracias, José Luis.
Que te guste a ti es un honor.

un beso.

signatus disse...

sabio el Marquez, ya lo creo.
Saludos

Voz en off disse...

Parece que con este tiempo a muchos inunda la melancolía! Ánimo!

A filla do mar disse...

Me temo que no es cosa del tiempo :-)
Muchas gracias.