terça-feira, 18 de fevereiro de 2014

Sin más

Cuando abro la puerta del patio, todavía es de noche. Me sorprende el sonido de los pájaros, cantando como si fuese primavera, y me quedo embobada mirando la oscuridad, sin más.

Al arrancar el coche, suena The Mamas & The Papas y el sol ya está despuntando al final de la calle.

Llego a la oficina y R. me saluda: "Buenos días, Caperucita". Pienso que, tal vez, mi forma de vestir sea otro modo de insinuar que este no es mi sitio.

5 comentários:

Microalgo disse...

)

(Se supone que eso es una sonrisa).

(Esquemática).

José Luis Ríos Gabás disse...

Funcionas desde el primer minuto, solo abrir los ojos. Es una suerte, a veces. Todo esto te pasa antes de comenzar a trabajar (bueno, hablando de manera muy estricta, tú viajas antes, creo, como yo).

Un abrazo

A filla do mar disse...

Muy bonita, la sonrisa, todo boca!!!

Viajo poco, lo suficiente y necesario :-)

Jesús Miramón disse...

Buenas noches, Caperucita que miras la oscuridad sin más. Un beso.

A filla do mar disse...

Buenas noches, buena persona.
Otro (beso).