segunda-feira, 30 de novembro de 2009

De hoy no pasa

Después de levantarme a las seis y cuarto de la mañana, preparar la comida, levantar al enano, llevarlo al cole, trabajar hasta las dos y media, irme al gimnasio, volver a la oficina, comer (con el tupper encima de la mesa mientras sigo trabajando), trabajar un rato más, salir, ¡por fin!, a eso de las siete y pico, recoger al enano, hacer la compra, jugar un rato, bañarlo, prepararle la cena, acompañarlo mientras se la come, acostarlo, contarle un cuento y cantarle varias canciones para que se duerma, recoger la casa, recoger la colada, poner otra lavadora, prepararle la bolsa para mañana, hacer mi cena, comérmela y, finalmente, recoger la cocina, digo, después de eso, hoy, prometo por lo poco que queda de perseverancia en mí que, sin excusa, estudio una hora y media como mínimo.

Y mañana dios dirá.

7 comentários:

M Y T disse...

bufffffffffffff que agobio!! y aún pensabas en estudiar, chica lo tuyo son ganas ;-)

A filla do mar disse...

Lo haré, lo haré.

Salvo que, a la segunda canción, me quede dormida yo también. En cuyo caso, ni estudio, ni cena, ni lavadora, ni nada...

Y entonces mañana será peor. Pero ya se sabe aquello de que sarna con gusto...
:-)

Portorosa disse...

Ánimo.
Incluso lo que nos gusta exije sacrificios. Y hay que recordar el objetivo, y seguir.

Besos.

NáN disse...

Sin sacrificios, con la idea clara. Con placer. Y si te duermes, es tu cuerpo el que se duerme, nada de lamentaciones.

Anônimo disse...

Y bien...? ¿Cundió?.
Eres mi heroína.
Bicos.
LLS.

Portorosa disse...

Eso, eso, ¿cundió?

A filla do mar disse...

Estooo... Es a mí?

... ... ...

No quedaba perseverancia. Ni siquiera tengo la excusa de haberme dormido.