quarta-feira, 7 de outubro de 2009

Un pequeño paso para el hombre

o más bien un pequeño esfuerzo, que nunca sabemos qué repercusión tiene.

Leo a NáN y me entra pánico; el pánico ante la posibilidad de que todo lo que yo haga sea igual a nada, en esa inmensidad.

Y me pregunto si será verdad, como sostienen algunos, que los pequeños gestos, los pequeños esfuerzos que se realizan anónimamente, cada día, no valen la pena.

Me niego a creer que las 4 o 5 bolsas de plástico que me ahorro diariamente al ir a hacer la compra con mi carrito de lunares, no cuentan, porque se siguen generando millones cada día.

Estoy convencida de que el esfuerzo que me supone reciclar la basura y enseñarle a mi hijo a hacer lo mismo, vale para algo, aunque después en los camiones, en los vertederos, vuelvan a hacer un único lote con todos los desperdicios que yo me he encargado de separar concienzudamente.

Me niego a pensar que yo no puedo hacer nada.

21 comentários:

morelli disse...

yo creo sinceramente que reciclar la basura vale mucho.

No por sí mismo (al fin al cabo la mayor parte del efecto invernadero, de los residuos, del consumo energético depende de unas pocas corporaciones, y no de los ciudadanos), pero sí por el punto de vista que encierra esa práctica respecto al futuro del planeta.

y la trasmisión de esa practica a nuestros vecinos, a nuestros hijos... es todavía más cualitativo.

NáN disse...

Leí una vez a alguien que decía: "Si todos los que tenemos hijos, al darles el beso de buenas noches, pensáramos 'no voy a permitir que vivas en un mundo de mierda', los problemas más graves se arreglarían".

Fíjate hasta qué punto es importante cada conciencia, cada gesto.

Porque todo se encadena y va a más. A lo mejor, el siguiente paso es que encuentres un grupo que presione al Ayuntamiento para que en el vertedero no junten todos los desperdicios. O tus palabras y defensa de esos pequeños hechos cambian la conciencia de dos, tres, cuatro personas.

Este post ya es valioso.

(y gracias por enviar gente al artículo de Monbiot).

Anônimo disse...

Pues yo creo que cada gesto cuenta y suma.
Eso sí, si los que hacemos gestos individuales asumiéramos de una vez que la acción colectiva es mejor, más eficaz y más "sana", sumaríamos más.
¿Cómo era aquello de que 1 + 1 no son 2, señora matemática?.
LLS.

Portorosa disse...

A pesar de desanimarte, en el fondo yo también creo que valen para algo.
Mi crítica destructiva (:P) quería decir que tampoco me parece demasiado útil sobrevalorar esos gestos, por lo de tranquiliza-conciencias que pueden llegar a tener; como tampoco me gusta que se hagan de ciertas ideas una especie de religión.
Pero esto no es una respuesta a tu blog, sino a actitudes que a veces veo. Y no en ti.

En cuanto a la frase esa, NáN, no estoy de acuerdo: hay gente que por no permitir que su hijo tuviese en un mundo de mierda decidió, por ejemplo, crear el KKK o los campos de concentración. O sea que lo de la conciencia es bastante relativo, ¿no?

Besos y abrazos.

M Y T disse...

Yo si creo que mi pequeño esfuerzo al igual que el tuyo y que el de mucha más gente sí vale para algo tenga la repercusión que tenga.
Creo que pensando siempre en que lo que hay después de nuestro actos no es lo deseado nunca llegaremos a conseguir nada en esta vida, ni para nosotros ni para nuestros hijos. Tenemos que seguir esforzándonos para conseguirlo y enseñar a los demás a hacerlo.
Estoy en total desacuerdo con Porto y totalmente de acuerdo con la frase de Nán porque en ese momento, “besando a mi hijo”, en mi pensamiento no van a entrar KKK ni nada negativo. Creo que pensando así, en lo que hagan los demás, en los resultados desafortunados, etc....lo único que conseguiré son resultados negativos y con ellos no vamos a ninguna parte.
Porto, piense en positivo...siempre en positivo.......

P.D: Sé que me he repetido pero son las prisas.

Portorosa disse...

No, en el tuyo no, pero en el de otros sí. Por eso esa frase así sola no vale gran cosa, mientras cada uno tenga su conciencia.

NáN disse...

Posiblemente faltaba un modificador en mi cita.
Supongamos que decía "Todos los que tenemos hijos [y creemos que la vida debe ser para todos sin exclusiones]..."

¿Le gusta, Portorosa?

El caso es que nuestro ptencial es tremendo. Y que la manera de hacer dos gestos es haber hecho el primero. Y tomar conciencia de que el problema es "nuestro", no de nuestros representantes políticos, a los que tenemos que "freír" con nuestras exigencias.

Y lo digo desde la situación de haber asistido a manis en las que conocía a todos por el nombre y los antidisturbios nos ganaban en número. Y luego las he visto crecer.

Portorosa disse...

Sí, ya me gusta más la frase, pero bueno, tampoco te vayas a pensar.

:)

NáN disse...

Como me cabrees, ya sabes que te llamo Portorrosa.

Anônimo disse...

"Si todos pensáramos: hijo mío, 'no voy a permitir que vivas en un mundo de mierda', no tendríamos hijos".


Sirwood

NáN disse...

Lo siento, Sirwood, pero la frase se refiere a la etapa "a lo hecho pecho".

Anônimo disse...

!No la líe, Nán! Se trata de un aoristo.


S.

NáN disse...

La lío, caballero/señora, la lío.

Un hijo es lo menos parecido a un aoristo que puede darse en la naturaleza. Nada tiene de puntual o momentáneo.

Cuando F, mi amiga de comunas, y gallega, tuvo su hija, siempre decía: "Joder, es que sales de casa y cuando vuelves !está!".

Usted mismo o misma, sin que lo sepamos (pues nada sabemos de usted), puede ser víctima de uno de esos pequeñuelos. Y en tal caso, afirmo que ha dicho lo anterior por malevolencia procedente de la mala leche que le ha quedado de su paseo por el monte.

A filla do mar disse...

Pues fíjese, Porto, a mí hasta me vale que este tipo de acciones se realicen aunque solo sea como tranquiliza-conciencias.

Y supongo que lo que nos lleva a no concienciarnos de que resulta imprescindible hacer algo (me refiero a título individual)es el pensar que cuando todo esto se vaya al carajo nosotros ya no estaremos aquí para verlo.

Buenos días.
Bendito viernes!!

NáN disse...

El rollo ese del "tranquiliza-conciencias" es una justificación que se inventaron los que no dan un palo al agua.

Claro que uno se siente mejor cuando hace lo que cree que tiene que hacer.

Pero además, batalla no librada es batalla perdida.

Mi querida A Filla: un ensueño permanente del ser humano es que el final llega de improviso, como lo cuenta la Biblia. Estás un día tomando un chocolate con churros, suenan unas trompetas celestiales y ya no tienes que pagar la cuenta.

Si no podemos remedio (y ahora me estoy refiriendo al gran problema, el cambio climático), el desgaste es lento y doloroso.

Anônimo disse...

Debe saber usted, NáN, que, pese a mi alcurnia, soy más de veredas y cañadas que de caminos reales. Cosa distinta es que, por mi edad y lo ocioso de mis ocupaciones, ande falto de fuerzas. Lo de echarme al monte de cuando en cuando es cuestión 'ob rem', materia que aquí no detallaré.
Sobre lo de saber de mí, poca cosa hay que saber. Quédese para el caso con la respuesta, entre endecha y endecha, de Alonso Quijano a las preguntas de su paisano Pedro Alonso: "Yo sé quién soy".
A mayor abundancia, le remito a la exégesis de Unamuno en su 'Vida de Don Quijote y Sancho', donde, entre otros ingenios, dice el bilbaíno: "Puede el héroe decir: "yo sé quién soy", y en esto estriba su fuerza y su desgracia a la vez. Su fuerza, porque como sabe quién es, no tiene por qué temer a nadie, sino a Dios, que le hizo ser quien es; y su desgracia, porque sólo él sabe, aquí en la tierra, quién es él, y como los demás no lo saben, cuanto él haga o diga se les aparecerá como hecho o dicho por quien no se conoce, por un loco".
Y no diré más.

Aclarado esto, gritemos todos: !!!Cambio climático ya!!!

S.

NáN disse...

Buah, había publicado un comentario y no está.

Sirwood, para nada quiero saber quién es, solo dudé si tratarle como Sir Sirwood o como Lady Sirwood.

Y el cambio climático ¡ya! solo si se acompaña de angélicos trompetistas.

Anônimo disse...

¿Sir? ¿Lady?...¿Que no vio usted 'Con faldas y a lo loco'?

S.

NáN disse...

Ya sé a que se refiere: "Nadie es perfecto". Pero está entre amigos.

Anônimo disse...

Entre amigos:
Este tema, NáN, el de la preservación ambiental, da para una larga charla aderezada con un par de botellas de Borgoña. Lástima que vivamos tan lejos el uno del otro. Estoy seguro de que se nos harían las tantas.
Aclaración: cuando digo 'ob rem', quiero decir que estoy sujeto a algunas obligaciones 'propter rem', en modo alguno ineludibles.

Saludos.
Sirwood (*)

(*) Miembro fundador, y único, de la primera plataforma española a favor del cambio climático. ! Con un par de cojones, sí señor!

NáN disse...

Suena bien el Borgoña.

Lástima que sea yo tan poco viajero.

A su plataforma le veo una ventaja inaudita en España: la dificultad de que haya escisiones.

El palabro, "rechorsi": se le añade "do" y nos quedamos sin saber si va por usted o por mí.