segunda-feira, 26 de outubro de 2009

Pide un deseo

- Conocer a mis nietos.
- ¡Ahá!
- ¿Puedo perfeccionarlo?
- Sí, sí, claro.
- Y que ellos me conozcan a mí.

8 comentários:

Portorosa disse...

Es un buen deseo.

A filla do mar disse...

Son muchos, en uno. :)

Portorosa disse...

Por eso.

Mister blong disse...

¡Qué casualidad! Este mismo pensamiento lo tuve yo hace unos días. Al ver en carnes ajenas (mi madre, padres de amigos) la experiencia que viven con sus primeros nietos, empecé a pensar en ello. Cuando uno empieza a pensar en tener hijos, en mi caso más tarde que pronto, se consuela con la idea de que con treintaitantos aún tiene tiempo para tener muuuchos hijos. Pero el otro día se me ocurrió, ¿y si mis hijos son tan crápulas como yo y no se deciden hasta sus treintaitantos? Entonces a mí me pillarían de abuelo con setenta y pico. ¡Me cachis!! Le vi las orejas al lobo, ¿me perderé esa experiencia??

A filla do mar disse...

Pues fíjate que ese fue mi argumento para convencer al padre de mi hijo de que no podíamos esperar mucho más para tenerlo.

Y funcionó!

Pensé en ti cuando lo escribí. Pensé que seguramente sería un deseo que también tú pedirías.
Me alegro de haber acertado ;-)

NáN disse...

Nada que objetar. Pero yo no quise tener un hijo y, ahora que lo tengo, no quiero tener nietos. (Ni es probable, tampoco, porque anda de noviete formal con la Ciencia y los cuernos que le pone son de escasa duración).

A filla do mar disse...

Yo no quería tener hijos, hasta que tuve un sobrino con el que mantuve (y mantengo) una relación muy, muy estrecha.

Me quedé prendada, me cautivó, y mi instinto maternal se disparó.

Pero yo quería ser madre (lo de tener un hijo era secundario) y así fue.

Y lo que quiero para el futuro es ser abuela.

Cuando lo pienso recuerdo a la mía, y me entran más ganas todavía :-)

Mister blong disse...

¿Cómo pudiste pensar eso pensando en mí antes de que yo lo pensase? Mira que yo no creo en las meigas, ¡Ay!, ¿que tú tanto me conoces? ¡Chiripa!... :-P