sexta-feira, 14 de junho de 2013

SEMANA 24

Siempre he querido escribir un diario, desde pequeña, y nunca he tenido la perseverancia necesaria (bueno, miento, durante la adopción de mi hijo sí lo hice y creo que fue una gran idea a la que ambos, mi hijo y yo, le sacaremos mucho jugo). 

Me propongo hacerlo ahora, desde aquí, pero en lugar de un diario será un semanario. El objetivo es, simplemente, hacerlo. 

SEMANA 24

El verano no llega. Hace algunos tímidos intentos y desaparece de nuevo. Nunca había echado tanto de menos el sol, el calor, los vestidos y las piernas al aire. 

Mi hermano V se ha vuelto a México después de tomar la decisión (creo) más difícil de su vida. Es difícil separarse, tomar la iniciativa, ser capaz de vencer el miedo a lo desconocido, a perder lo que tienes... Y es difícil recomponerse y empezar de nuevo. Espero que ambos (él y mi cuñada) sufran lo mínimo necesario. Pero sobre todo espero que el resto sepamos hacerlo bien, estar junto a ellos, acompañarlos, consolarlos, apoyarlos e incluso aconsejarlos, sin juzgar, sin tomar partido por uno u otro. Espero ser para ellos lo que V fue para mí cuando lo necesité.

Veo a Cibrán cambiado, desde hace un par de semanas. Me parece que ha madurado de repente. Lo veo más tranquilo, más reflexivo, incluso más cariñoso y obediente. A veces, mientras duerme o está concentrado en algún juego, lo miro y me parece increíble que sea mi hijo, me parece increíble lo afortunada que soy. 

Mi amiga M propone hacer algo juntos este verano. Nos conocemos desde hace algo más de un año, cuando ambas entramos a formar parte de la directiva del ANPA, y formamos, con el resto (6 en total), un grupo muy unido. No deja de sorprenderme que existan este tipo de conexiones. Inicialmente, cuando entramos en la Directiva, parecía que no teníamos nada en común. Poco a poco van surgiendo las coincidencias, los puntos de unión, algún problema que hace que nos unamos como una piña, alguna complicación personal que te muestra que están ahí para lo que necesites y voilà!. La amistad es así, un lujo. 

"De la vida no se puede esperar nada, hija, nada." Hace unos días, mi madre me dijo esto, entre lágrimas. Y, a pesar de lo derrotista que puede parecer el mensaje, creo que tiene razón y que se puede ver desde otro punto de vista: desde la necesidad de que cada uno se vaya construyendo la vida que desee sin esperar a que ella, la vida, decida.

Hoy hace sol, al fin! 


6 comentários:

Martes disse...

Escribir un diario es una idea buenísima, aunque para mí es mejor planteárselo como un desahogo que como un legado a la posteridad (yo escribo desde los 12 años y nunca releo). Aunque siempre da curiosidad leer los ajenos... te seguiré con este ;)

José Luis Ríos Gabás disse...

El verano. Acabo de ver una webcam en directo de la Playa de Doniños. ¿Cómo van a ser iguales los 20 o 22 grados de allí que los 32 de ahora mismo aquí? La vida no es igual. Aprovecho para decirte que también te leeré, y con gusto.

Un abrazo

A filla do mar disse...

Gracias a ambos.

Ay! Quién viese esos 22º que dices...

Biónica disse...

Me alegra la iniciativa :-DDD envidio ese paisaje que tienes...

A filla do mar disse...

El paisaje está a su entera disposición :-)

Anônimo disse...

Me encanta esta ventanita a la vida real. Quedo esperando la 25.

http://madredemarte.wordpress.com/