quarta-feira, 20 de março de 2013

Con un par

Para decir en una entrevista de trabajo que tu pretensión en la vida es disfrutar; que quieres tener éxito en tu trabajo y cumplir los objetivos que se te asignen pero sin que eso implique renunciar a tu vida personal; que quieres tener un trabajo que te permita disfrutar de tu pareja, de tus hijos, de tus amigos y familia, que te deje tiempo libre para tus aficiones y tus relaciones personales; para decir todo esto con la que está cayendo, hay que ser muy valiente y tenerlos muy bien puestos. 

Y este hombre los tenía, sin duda. Y las cosas muy claras.

3 comentários:

Calamidad disse...

Pues sí, hay que tenerles bien puestos, Filla. En mi caso ya he dicho a dos ofertas que nanay y, vale, las estoy pasando canutas, pero estoy convencida que soy (algo) más feliz que si hubiera aceptado.

¿Hasta qué punto es mejor mentir en cuanto a lo que uno es que mostrarse como tal para encontrar un empleo? No sé...

A filla do mar disse...

Este lo tenía más fácil, tiene trabajo y quería cambiar.

Me sorprendió su sinceridad, muy gratamente.

Ánimo!

Martes disse...

¿Y le has contratado? :)

(Aunque, sinceramente, el principio pensaba que hablabas de una mujer. Al ver que era un hombre me ha impresionado un poquito menos)