quarta-feira, 10 de março de 2010

Tengo que llevarte a Venecia

y no estaré tranquila hasta que lo haga.

Tengo que cogerte de la mano y subirte a un tren en la estación de Santa Lucía; Codroipo, Pordenone, Casarsa, Sacile, Conegliano, Treviso, Mogliano Veneto...

Y llegar a Udine, pasear y despedirme.

6 comentários:

Magapola disse...

Jo, a ver si me llevana a mí...

Portorosa disse...

Qué afortunado, él.
Bueno, y usted.

A filla do mar disse...

No lo sabe usted bien (bueno, ni él).

Si te llevan, Magapola, que no sea en agosto!!!!

Calamity disse...

Uff, Venecia, qué pereza. Ya sabes que a mí me decepcionó mucho, así que si algún día se me ocurre gastar dinero en ir al Véneto de nuevo, te llamaré para que me hagas de guía (y eso ni en julio, agosto, puentes importantes, semana santa y demás, horror de gente).

Pasadlo bien. ;-)

NáN disse...

Venecia siempre me ha producido algo más que pasión. Normalmente iba una semana en febrero.

Pero la última, algo había cambiado. Aunque es muy grande, hermosa toda, y los turistas se concentran en una parte pequeña, ese último febrero (hace dos años) el turismo era ya masivo. Incluso en zonas alejadas veías siempre a alguien.

Decidí despedirme.

En todo caso, si tuviera dinero me compraría un apartamento en la Giudecca, para verla de lejos y acercarme de vez en cuando.

molinos disse...

A mi me gusto Venecia...fui con mi hermana hace mil años.

Pero mi ciudad europea es Berlín, sin duda.