terça-feira, 23 de julho de 2013

SEMANA 30

Lo bueno de estar rodeada de gente que te quiere es que se preocupan por ti, piensan en ti y, cuando tú estás atorada, son capaces de encontrar soluciones y mostrártelas. Así de fácil. 

El domingo nos reunimos, casi todos, en casa de mis padres. 

Tras años de darle vueltas a lo mismo, de soñar una y otra vez, de planteármelo sabiendo que no sería capaz, mi hermano B me lo dejó claro: "Tu no vas a sacarte una oposición en tu vida. Deja de pensar en eso." 

¡Por fin! Es cierto, no estoy dispuesta a ese sacrificio, a prescindir de mi vida y, sobre todo de Cibrán, durante el tiempo necesario y suficiente. No estoy dispuesta a no tener tiempo libre, a no pensar en nada más que en estudiar. No lo estoy. 

Ayer por la noche me llamó mi prima S: "Olvídate de tus debilidades, centrémonos en tus fortalezas y después, cuando te desbloquees, ya nos ocuparemos de arreglar eso." 

¿Qué es lo que más me interesa? Las personas. 
¿Qué es lo que le da sentido a mi vida? Sentirme útil. 
¿Qué sé hacer? Organizar. 

Pues creo que he encontrado un camino posible. 

Y esta mañana, yendo a trabajar, ha sonado esta canción:

4 comentários:

Anônimo disse...

Que descanso, ¿verdad? Suerte en este movimiento, siempre hacia adelante.

http://madredemarte.wordpress.com/

Martes disse...

¡Me alegro por ti! ¡Felicidades y suerte! :)

A filla do mar disse...

Gracias, rapazas!

Me lo voy a tomar con calma (cosa poco habitual en mí). Quiero hacerlo bien y a conciencia, esta vez.

disse...

Pues si has encontrado un camino... ahora a caminar. Despacito y sin prisas. Y mucho éxito (tengo un amigo que dice que la suerte es para los que la necesitan.... y el éxito para los que "se lo curran").Besos