sexta-feira, 19 de julho de 2013

SEMANA 29

En menos de una semana estaré de vacaciones.

Este año, la llegada tan tardía del sol y del calor ha hecho que apenas tenga sensación de verano, a pesar de que hemos ido a la playa, nos hemos bañado y estamos sudando de lo lindo.

La casa, desde el robo, cerrada a cal y canto. Qué pena...

Llegarán las vacaciones y por fin podremos dormir a pierna suelta. Iremos a andar en bici por las mañanas y desayunaremos en el patio, si el tiempo acompaña.

Y volveremos a Vicedo...

El verano me gusta, a pesar de que soy persona de invierno.

Un amigo y yo, hace años, sacamos la teoría de que las personas se dividen entre verano e invierno. A mí, claramente, me tocó ser invierno. Pero me gusta el calor, la playa, el crujir de la arena en el suelo de la cocina y del baño, los restos de salitre en la piel reseca por el sol. Y los ojos de Cibrán, enrojecidos de tanta agua.


Pero este verano es raro, incierto. Algo así como un trampolín que me lanzará a un espacio desconocido.

 

10 comentários:

Martes disse...

Aquí otra invierno. Supongo que por eso vivo donde vivo...
Qué rabia lo del robo. Te tiene que dar una sensación de inseguridad tremenda.

Martes disse...

Vale, Martes tonta. Resulta que Feedly no me publica tus entradas enteras, y te comento sólo lo que he leído (y ya me aprecía que estabas muy escueta últimamente). Y no leí lo del robo la semana pasada.

Así que, con retraso, lo de las fotos es una faena tremenda y entiendo que te siente mal. Mi ordenador murió hace unos años y también perdí todo, y fue una mala pata tremenda también.

NáN disse...

Pues yo soy de la cuatro estaciones, contradiciendo la teoría tuya y de tu amigo. Bueno, si existe la bisexualidad, ¿por qué no va a existir la tetraestacionalidad?

Buen verano-trampolín.

A filla do mar disse...

Ya te imaginaba de invierno, Martes.
NáN, también se puede ser aestacional.

Bicos a ambos.

disse...

Yo no sé de qué estación soy, pero lo que es seguro, es que no soy de verano....

Espero esa visita tuya a Vicedo :). Yo también voy para allá

Besos

José Luis Ríos Gabás disse...

Cuando era joven era de verano, sin duda, pero ahora, y más este verano, en el que tengo una especie de tristeza difusa que no sé de dónde viene, soy de entretiempo, otoño, primavera.

Un abrazo

A filla do mar disse...

Esa tristeza difusa es mal de muchos, me temo.

Fá, yo tambiém la espero :-)

Bicos.

Jesús Miramón disse...

Invierno, siempre invierno, tal vez otoño (porque anuncia el invierno).

Y qué tendrá este verano que tantos -tú, José Luis, yo- lo sentimos incierto y extraño. ¿Será una consecuencia química del derretimiento cerebral?

A filla do mar disse...

En tu caso, no lo dudaba!

Ay! No sé, Jesús, pero está siendo todo muy raro...

Ánimo con esa mudanza!!

molinos disse...

Yo soy de invierno claramente.
En verano solo vegeto...un desastre total.