quarta-feira, 10 de abril de 2013

Memoria del amor

 
Es lo que tiene estar en crisis, que revisas una y otra vez el pasado, recordando lo que eras, rebuscando en lo que querías convertirte. 

Con 15 años, esta era, para mí, una de las mejores declaraciones de amor: 

"Dije que te quería 
como a nada en el mundo. 
Que seguía tus pasos, tu caminar, 
como un lobo en celo desde mi hogar 
con la puerta abierta de par en par, 
de par en par. 

Que tenía en penumbra 
nuestro rincón en aquel salón 
con dos cubiertos y tu canción 
y con tus flores en el jarrón."

Me imaginaba llegando a esa casa, a ese rincón en penumbra, con la mesa puesta, con esas flores...

6 comentários:

Aroa disse...

Amo esta canción. Con 15 y ahora.

Aroa disse...

(huy! Pues no estaba mal el Vito)

A filla do mar disse...

Sabe usted cuántos añitos tenía el bueno de Victor por aquel entonces? 23.

Estaba bastante bien, la verdad. Él y muchos otros.

Cada día entiendo mejor a mi madre...

(Fíjate en Rafael, que ricura, por dios!
http://www.youtube.com/watch?v=HzeVGSNyf-0 )


Anônimo disse...

Yo me he pasado años cantando esta canción como fantasía, como proyecto de futuro.

Ahora llego a la casa con las flores... aunque los cubiertos son para 6...

Y me parece increíble.

http://madredemarte.wordpress.com/

1730 disse...

Non sei si escoitaches algo de Andrés Suárez.
Eu descubrino esta fin de semana pasada e góstame moito.

E ademáis é paisano teu.

Un bico, filla.
(Perdoa o meu galego, pero tiña que poñelo en práctica o vou a esquecer o pouco que sei)

A filla do mar disse...

Non o coñezo. Buscareino.

(Practica, practica... que nunca se sabe cando podemos necesitalo :-) )