terça-feira, 24 de janeiro de 2012

El bisnieto de abuelo Manolo

- ¿A que no sabes quién hizo esa casa?
- No. ¿Quién?
- Tu bisabuelo: abuelo Manolo.
- ¿Sí? ¿Y dónde está? ¿Ya se murió?
- Sí, se murió hace años, antes de que tú nacieras.

Íbamos caminando. Se paró y se echó a llorar.

- Me da mucha pena que se haya muerto mi bisabuelo.

Genética no tiene pero no podía tener un alma más gallega.

7 comentários:

Aroa disse...

Tienes que traer al bisnieto a Madrid, me muero por darle un abracito. Otra es ir allá.

Portorosa disse...

Es alucinante, lo de mi bisabuelo.
A él lo emocionó su muerte, pero a mí me emociona oírle decir eso.

Y sí, Aroa, hay que verse.

A filla do mar disse...

Y a mí, Porto, sobre todo sabiéndo lo mucho que habría significado este bisnieto para ellos (bueno, este y todos!).

Resulta... "difícil" relacionar a mi hijo con la familia que ya no está porque esa unión se basa exclusivamente en lo emocional.

Y sí, es verdaderamente emocionante ese posesivo.

:-)

A filla do mar disse...

Aroa, pues ya estáis viniendo, eh?!

Martes disse...

Jeje, no he podido evitar reírme. Es verdad, no se puede ser más gallego ;)

A filla do mar disse...

Sentimentalmente lo es mucho; melancólico, reservado...

En lo físico, no, obviamente :-)

Anônimo disse...

A mí me sucede lo mismo: me cuesta conectar a mis hijos con la familia que no han conocido. Lo escribí aquí:

http://madredemarte.wordpress.com/2011/12/14/conexiones/

Y sí, es feo autocitarse, pero en el mismo post hay un par de autocitas de Porto, así que todo queda en casa (y se ve que es algo que nos preocupa, almenos a varios).

http://madredemarte.wordpress.com