terça-feira, 22 de junho de 2010

Lo que hay que oir (1)

1. Paseando con mi hijo, cuando tenía 7 meses:
- Que niño más lindo. ¿De dónde es?
- É etíope.
- ¿Y cuántos meses tiene?
- Pois acaba de cumprir 7.
- ¡Anda! Y le hablas en gallego... ¿Pero, sabe hablar gallego, él?

No, señora, tiene 7 meses, los niños, a los 7 meses, no saben hablar NADA.

2. Paseando con mi hijo (negro) y con mi sobrino (blanco), que tienen la misma edad:
- ¡Uy! Qué niños más lindos. Pero no son hijos del mismo padre, ¿no?
No, señora, ni de la misma madre.

3. Hablando de los costes del proceso de adopción:
- Entonces, cuánto cuesta un niño adoptado ¿2 millones de pesetas?
No, señora, los niños adoptados no cuestan dinero, lo que cuesta dinero es el proceso de adopción.

4. Una amiga haciendo la reserva de plaza para su hijo (negro), en el colegio:
- Pues hay mucha lista de espera, dicen.
- Sí, a ver si tenemos suerte, porque a mí este es el que mejor me queda.
- ¡Uy! Pero el tuyo entra seguro que hay unas plazas reservadas para niños con necesidades especiales.
No, señora, esas plazas están destinadas a niños con dificultades para el aprendizaje. Los negros, en general, aprenden igual que los de otras razas.

5. En la piscina
- Tú tienes dos, ¿no?. Xaime y el otro niño, el...
- Cibrán, sí, el negro.
- ¡Uy! Es que no sé qué me daba llamarle así.
Señora, mi hijo es negro, de raza negra, puede usar usted el término con total naturalidad. Lo rarito es llamarle "de color" u otros eufemismos innecesarios.

Continuará...

11 comentários:

Portorosa disse...

Hay señoras muy graciosas :D

Lo que no sé es si los eufemismos para referirse a los negros, que para mí que surgieron en EE.UU., no saldrían de la propia comunidad negra como respuesta a la carga despectiva que allí tenía la palabra. De ahí lo de afroamericano, etc.

La wikipedia dice esto:

En países como los Estados Unidos desde los años 1950 es cada vez más común el uso de la expresión afroamericano para referirse a los ciudadanos negros de origen africano, pero a muchos de los incluidos en esa categoría les parece discriminatoria esa expresión, al situarlos en el continente africano, como si un americano no pudiera ser negro sin reservas o especificaciones. El debate lleva a posturas encontradas, prefiriéndose actualmente la denominación «africano-americano».

Varias lenguas, entre ellas el inglés, el francés y el alemán, tienen dos términos para designar a las personas negras, uno descriptivo y otro cosificante y racista. Así, en inglés: black (negro), nigger; en francés: noir (negro),nègre, y en alemán: Schwarzer (negro), Neger.



En general, sucede que las personas afectadas suelen ser reacias a los eufemismos, que parecen surgir de los demás, no sé muy bien por qué tipo de complejo. ¿Usted qué cree?

morelli disse...

antes de nada, bravo por el post, filla.

si, afro-americano salio de ahí, pero no es un eufemismo. Lo usan los militantes por los derechos civiles desde lso 60s, pero no para evitar la palabra negro, sino para reivindicar su origen. Para evitar la palabra negro, eufemísticamente lo usan los blanquitos bien educados.

despues de luther king se produjo un giro del movimiento por las libertades civiles de los negros hacia el pseudo-racismo hacia los blancos, o hacia el ensimismaminto cultural, al ver que por las buenas no iban a ningún lado.

y en ese momento cuajó este término.

Jesús Miramón disse...

Odio los eufemismos casi tanto como el todos y todas, aunque a menudo he de rendirme a ellos, sobre todo en el trabajo, para evitar herir a los demás.

Portorosa disse...

¿Blanquitos bien educados?
¿En contraposición a "negro tipo duro"?

Tontos los hay de todos los colores. Meterse en el camino del tópico es siempre igual de dañino, creo yo.

Anônimo disse...

Filla, más que varios post, tendríamos para escribir libros.
Pero por no ponerme seria, contaré la más simpática que me ocurrió a mi.
Reencuentro con una antigua compañera de la facultad, después de años sin vernos.
Ella.- Y tienes hijos?
Yo.- Sí, tengo un hijo.
-Y qué edad tiene?
-Tiene dos añitos, nació en Etiopía.
Y me dice toda seria y convencida:
-...Mujer...¿y cómo te dio por ir a parir a Etiopía?.

Hace poco escuché que España no está preparada para las adopciones internacionales y menos interaciales. Puede ser. Pero alguien tendrá que ir haciendo hueco, no?.
Bicos.
LLS.

NáN disse...

Antes que nada, enhorabuena por el estreno. Estyo con Jesús: un trabajo colectivo así (y muy colectivo, por lo que veo en la foto) es fantástico. Dile a Cibrán que también yo me duermo a veces (si al lado está Lola para despertarme si ronco), que no necesita que su madre lo excuse: si te aburres, ¡te aburres!

Con respecto a este post, aunque cause risa transmite lo terrible de la mediocridad, que incluye su buena dosis de racismo no como ataque, sino como miedo a lo que "parece" distinto. Estoy hasta los huevos de lo "correcto" que nos invade. Hemos perdido la naturalidad, creamos las diferencias nosotros mismos y después tememos nombrarlas. Ya sabes que tendrás que pechar contra toda esa estupidez.

Las cinco conversaciones son de traca, pero lo de "cuánto cuesta un niño adoptado" me deja hecho polvo. Estas cosas quitan la esperanza de mejorar un poco el mundo.

Calamity disse...

Pues yo, siendo blanca como la leche, he tenido que escuchar comentarios similares que hacían a mis padres, adoptivos, matizo. Y curiosamente los que más me molestaban eras los del tipo pues para no ser vuestra hija, se parece mucho a ti. Ô_ô ¿Perdón? ¿Cómo que no soy su hija?

Lo de cuánto he costado, uff, te aburrirás de escucharlo, Filla. Yo, a mis taytantos, todavía lo tengo que escuchar.

Y por poner la nota necia simpática contarte que Inma, una amiga mía, adoptó hace cuatro años una nena china y, qué cosas, paseando por la plaza una chica le preguntó: ¿Y qué tal, sabe pronunciar bien las erres? En finssssss.

Enhorabuena por el estreno, guapa.

A filla do mar disse...

Muy buena, LLS!

Yo creo que, en general, la gente pregunta y comenta sin mala intención, pero deja ver el tipo de ideas que tienen hacia lo diferente. Eso y la falta de delicadez y de discreción.

Cal, tú sí que podrías hacer un post generoso.

NáN disse...

Precisamente eso es lo terrible, Filla, la ausencia de mala intención. Las cosas no se hacen porque una minoría con voluntad las haga, sino porque una mayoría de estúpidos lo consiente.

Siempre digo que prefiero negociar con un hijoputa que con un tonto.

LastChild disse...

Sí que me ha gustado tu post.
El punto 1 no tiene desperdicio, aunque está bastante reñido con el 4. Las necesidades especiales las tiene ella.

Una vez que hablando con una conocida le mencioné que había venido a la clínica un niñito negro precioso se escandalizó toda porque tenía que haber dicho "de color". Sí, pero de color negro, le respondí. Me dijo que decir que era negro era despectivo.
¡Anda y que te ondulen! pensé.

Saludos

toi to disse...

A veces no sabemos como verbalizar el 'termino', y pensamos que va a ofender o molestar justamente lo 'correcto' 'as per book', que sería 'negro'. En nuestras conversaciones utilizamos el término 'negro', y yo personalmente me siento horrorizada con términos como: negrito, de color, moreno o morenito,que pretenden suavizar algo que no debe de ser suavizado de manera alguna.

Pero cuando una se encuentra en la tesitura de mencionar el 'termino' frente a un negro, no niega que aprieta el trasero pensando que inmediatamente puede venir una mirada o un gesto de desaprobación.

Me encantaría poder adjuntar una foto de nuestra hija que cada vez que la veo me reafirma en que lo que hace de los enanos personitas tan especiales, es su inocencia, y que ruego tener suerte y destreza para cuidarme de que esa inocencia se convierta en esos valores que el mundo necesita.