terça-feira, 28 de junho de 2011

Lo que hemos cambiado

Estos días, tras la boda de unos amigos, me ha dado por pensar en el extraño grupo que somos.

Nos conocimos casi todos en 1992, a los pocos días de pisar por primera vez la escuela de ingeniería y nos hemos mantenido unidos a lo largo de estos casi 20 años.

Nos vemos poquísimo pero, para mí, siempre están presentes. Y ahora que uno de ellos se nos casa (con una amiga mía, por cierto, pero esa es otra historia), me he parado a pensar en lo poco “tradicionales” que hemos salido todos.

Tenemos un padre soltero, una divorciada con hijo, un emigrado, un científico comprometido*, 2 parejas viviendo en pecado, otra con el pecado en gestación, una futura madre soltera y tan solo una familia tradicional.

Seremos fiel reflejo de la sociedad actual?

*Viviendo en pecado, también.

5 comentários:

Portorosa disse...

Fiel, puede que no, pero reflejo, sí.

Anônimo disse...

¿Será el verano? Hace días estuve echando cuentas parecidas a propósito de una cena con las amigas del instituto: 1 casada por la Iglesia, 3 viviendo en pecado (una de ellas, con el novio del instituto), 2 madres solteras, 3 hijos adoptados, una soltera sin hijos... y 1,3 hijos de media.

http://madredemarte.wordpress.com/

Pelitos disse...

¿Es que el cientifico pirao no cuenta en el recuento de parejas o qué?

A filla do mar disse...

Es que como no teníamos noticias (todavía) de la convivencia...

Ahora ya sí. Ya lo modifico.

Anônimo disse...

Ay Jesús...!! Rezaré por vosotros unos Padre Nuestros...;)

Bicos.
LLS.